Compartir

Llegamos a un mundo fantástico,

lleno de seres extraños,

el amo del calabozo,

nos dio poderes a todos…

Personajes de Dragones y Mazmorras

A la mayoría de los que halláis nacido entre mediados de los 70 y finales de los 80 no podréis evitar entonar la melodía de la canción al leer este texto inicial. Y es que la serie de dibujos animados ambientada en el mundo de Dragones y Mazmorras nos calo fuerte y hondo.

Pero no escribo este artículo para hablar sobre ninguna serie de televisión (aunque me encantaría que hicieran un remake tal y como están haciendo con Heidi o La abeja Maya).

¿Qué provoco la aparición de esta serie inconclusa de TV?

Así es, el relativo éxito que en ese momento estaba teniendo un juego de rol en EEUU con el mismo nombre de la serie, Dragones y Mazmorras en España, Calabozos y Dragones en Sudamérica o Dungeons and Dragons en su idioma original.

Y no es que fuera un juego de rol como hoy en día podríamos decir. Era “el juego de rol”. Y a pesar de ello, hay una fuerte corriente de puristas clasificadores que han decidido que “Dragones y Mazmorras no es rol”. Curiosa afirmación, pero tampoco vengo a hablar de esto.

Si, lo admito, me enrollo demasiado.

¿Qué es un juego de rol?

Fender quiere jugar al rol apostando

Imagen de la serie Futurama

Guau.

Si contamos los juegos de rol que hay y se los sumamos a los jugadores de rol que hay, conseguiríamos el número de definiciones hasta hoy en día creadas para contestar a esta pregunta.

Todos los juegos de rol que he leído tienen dos cosas que se repiten.

La primera es la definición de “qué es un juego de rol”, la cual cada uno lo hace a su manera, incluso en algunos exponen ejemplos para reforzar su definición.

La segunda, y para mi gusto prescindible, es la famosa regla de oro. Donde te explican que las reglas que ellos se han currado y trabajado para darte ese juego no sirven de nada si no te gustan y que si quieres puedes cambiarlas como quieras…

¿Por qué me parece prescindible esto?, uff, eso daría para otro artículo. Solo añadiré al respecto que cuando compras un ajedrez, dominó o un Catán o Descent, nunca te añaden esa “regla de oro”. Y de momento lo dejo aquí.

Vayamos a mi definición de qué es un juego de rol.

En una frase: “Es una obra de teatro improvisado en la que el director de la obra se prepara un guión y cada jugador interpreta a su personaje conociendo solo la personalidad y habilidades del mismo, pero sin conocer lo preparado por el director.”

Parece más complicado de lo que realmente es. Desarrollemos esta definición.

Un Director de juego prepara una historia. Esta historia puede haberla conseguido de aventuras publicadas por las editoriales u otros directores de juego o, habérsela inventado el mismo basándose en la historia de alguna película o libro.

El Director queda con los demás jugadores, pongamos que son cuatro amigos suyos, y los invita a completar la historia ha elegido contar junto con él.

Marta elige, su personaje será una detective privada, algo seca de carácter pero muy intuitiva.

Eduardo quiere ser un profesor de ciencias en la universidad, es un tipo simpático y divertido al que le encanta oír su propia voz.

Víctor decide que va a ser un informático, trabaja en un cubículo de una gran empresa analizando datos, pero tiene una segunda vida como programador de apps freelance.

Carmen se ha preparado su personaje como Licenciada en historia, es una devoradora de libros algo arisca que rehuye el trato personal.

Una vez descritos los personajes y sus habilidades (normalmente en una hoja de papel) el director les presenta la introducción de la historia y los jugadores tendrán que improvisar las reacciones de sus personajes ante los hechos descritos por el director. Todo el entorno de la historia es manejado por el director, incluido los personajes que salen en la historia y que no son controlados por los jugadores.

Siempre he dicho que la mejor manera de entender que es un juego de rol es jugando. Todavía no he conseguid explicarle a alguien como se juega al rol y que después de jugar la primera vez me haya dicho: “Es justo como me dijiste que era”.

Hay varias maneras de conseguir entender como se juega al rol.

Dado de 20 caras

Yo te propondría pedir a alguien cercano que ya juegue al rol que te invite a su próxima partida. Obviamente no todos conocemos (al menos que sepamos) a alguien que juegue al rol, por lo que tienes varias opciones más.

La primera es buscar la asociación rolera más cercana a tu casa, hay muchas repartidas por el territorio español, principalmente en las ciudades grandes.

Si vives en una población pequeña o eres tímido tienes la opción de Internet. En Youtube hay muchísimas partidas de rol grabadas que puedes ver para entender el juego, pero también puedes unirte a algunas de estas. Hay comunidades enteras dedicadas a la difusión de los juegos de rol que están encantados de descubrir a nuevos jugadores, a mi la que más me gusta es la comunidad de Google+ “Rol por Hangouts”. También te recomiendo que si quieres unirte a una red social para unirte a otros jugadores elijas Google+ sobre todas las demás.

Soy consciente de que este será uno de los cientos (si no miles) de artículos que intentan explicar que es un juego de rol. Quizá lo entiendas, quizá no, quizá creas que si o quizá creas que no. Lo que si puedo decir y creo que nadie me podrá rebatir es que la mejor forma de entender que es un juego de rol, es jugando.

Recordad sed buenos, pero no demasiado.


Abroyakin

Sin armadura ni escudero me enfrento a cualquier molino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.